Búsqueda de blogs

Cómo encender nuestro horno de leña

3013
Favorito0
Cómo encender nuestro horno de leña

Se acerca el verano y es el momento donde comenzamos a preparar nuestras terrazas y exteriores para disfrutar del buen tiempo.

Los que tenemos hornos de leña, sabemos que viene la época más espléndida para disfrutar de ellos y, el primer paso para su uso, es encenderlo de forma correcta para conseguir una buena cocción de los alimentos.

Para encender tu horno de leña de manera correcta, basta con seguir los siguientes pasos:

1-    Herramientas necesarias para prender el fuego.

Lo primero que tienes que hacer es disponer de los materiales necesarios para encender el fuego en el horno de leña. Un encendedor, pastillas para prender el fuego, leña y madera seca.

2-    La elección la leña.

Existen diferentes tipos de madera idóneos para poder encender nuestro horno de leña. Tiene que ser madera seca, combinando los palos finos con otros trozos más gordos.

No es recomendable usar maderas resinosas como el pino, puesto que desprenden residuos pegajosos y afectará al estado de los alimentos que cocinemos, dejando un olor desagradable. Tampoco se debe utilizar la madera de los palets, pues éstos suelen ir con  tratamientos fitosanitarios y pueden resultar tóxicos.

Si, además, elijes una madera que desprende humo muy negro, debes de saber que no es un buen combustible para tu horno de leña, deberás optar por otro tipo de madera. Va muy bien la madera de naranjo y otros frutales, olivo, encina, roble etc, y si puedes combinar con sarmientos de viña, esto le da un toque aromático especial.

Si puedes optar por diferentes tipos de madera. En Hornos de Leña, te damos algunas ideas para intensificar el sabor de tus alimentos:

  • Madera de aliso para cocinar pescados y aves.
  • Para el cerdo y carne de caza, puedes usar leña de manzano o peral.
  • Para hacer guisos de cerdo o carnes rojas, cordero, el nogal es una madera que nos ayuda a potenciar muy bien sus sabores.

Hay que tener en cuenta que lo que genera el calor paraque la cúpula del horno se caliente y mantenga el calor durante el tiempo suficiente para cocinar nuestras recetas, es la llama del fuego, por eso es importante conseguir una buena llama, con la madera adecuada.

 

3-    Cómo colocar la madera para encender nuestro horno de leña.

Una buena forma de colocar la leña es en forma de pirámide, de este modo lograremos encender antes el fuego y que éste se prenda con mayor facilidad.

Para generar un flujo de aire óptimo, colocaremos los trozos grandes de la leña en forma de pirámide por fuera y colocar en el interior los trozos más pequeños, como los palos finos y otros elementos de fácil combustión.

Para los más cocinitas, y en función de los que vayas a cocinar, puedes atreverte con madera y cáscaras de naranja, muy recomendado para carnes, aves y arroces.

4-    Cuándo encender el horno de leña.

Lo recomendable es encender el fuego una hora antes de empezar a cocinar los alimentos y hacerlo con la puerta cerrada, pero con la rendija del sistema anti-humos abierta, para que todo el humo salga por arriba de la chimenea, en la que deberás mantener el corte de tiro abierto.

Esperar a que el propio fuego genere las brasas, y meterle un poco de leña más gorda para conseguir una combustión bien hecha. Después, hay que ir comprobando que las brasas y la temperatura sean las adecuadas con ayuda del pirómetro.

Con la ayuda de un pirómetro controlaremos la temperatura hasta alcanzar la deseada para cocinar y, a partir de ahí, comprobaremos que se mantenga en la adecuada para conseguir la cocción deseada. El pirómetro no debe estar puesto en el horno mientras éste tiene llamas de alta temperatura, pues puede alcanzar más temperatura de fuego de la que es capaz de leer y puede estropearse. Conviene colocarlo cuando la llama empieza a bajar y ver la temperatura que va quedando.

5-    Cómo mantener la temperatura óptima durante la cocción de los alimentos.

La temperatura idónea para comenzar a cocinar es de 250° aproximadamente, aunque depende bastante de lo que vayamos a preparar:

Pizzas: temperatura ideal 300ºC, con la puerta abierta e incluso con llama dentro.

Carnes (cordero, cochinillo, pollo etc): empezar a 250ºC, cubriendo la carne con papel aluminio para evitar que se seque demasiado hasta que la temperatura del horno baje a 225ºC, en ese momento podemos retirar el papel y dejar asar según el gusto de cada uno. Aunque, si disponemos de tiempo, es mejor empezar a 200ºC y asar lentamente, de este modo la carne queda más jugosa y tierna.

Arroces y pescados: empezar a 225ºC los arroces y a 200ºC el pescado.

Para controlar esto, es necesario contar con la ayuda de un pirómetro. En nuestra tienda online tienes diferentes modelos de pirómetros disponibles a partir de 25 euros.

Otro truco para mantener el calor y las brasas en óptimas condiciones, es usando nuestra pantalla refractaria, patente e invento propio, muy efectiva, ya que protege tu asado del fuego directo para hacer una cocción más homogénea. También está disponible en diferentes tamaños a la venta en nuestra web, desde 25 euros.

Vicente Boix, en este vídeo de nuestro canal de Youtube, nos cuenta cómo hacerlo, además de darnos algún truquito extra ;)

Cabe decir que estos son recomendaciones generales, pero, ante cualquier duda, lo mejor es consultarnos.

Disponemos de experiencia y soluciones para cada uno de nuestros hornoleñeros porque, aunque todos compartamos la misma pasión, cada uno tenemos nuestros propios gustos y preferencias.

 

Ante cualquier necesidad para potenciar el disfrute de tu horno de leña ¡No dudes en consultarnos!

Menú

Mi cuenta

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse

Crear una cuenta gratuita para usar listas de deseos.

Registrarse